971760829 / 648539224
El problema en la elección de talla y copa de sujetador lo encontramos más en la copa que en la talla.
La talla se calcula con el contorno de espalda y eso resulta fácil de comprobar probando el sujetador y viendo que se ajusta bien a nuestra espalda sin ir grande abrochado en el centro.
En cambio la elección de copa suele traer de cabeza a la mayoría de mujeres. En un sujetador de aros, el tamaño del aro lo da la circunferencia del pecho. El sujetador debe recoger toda la mama, desde la mitad de la axila hasta el centro del surco mamario (canalillo).
A menudo, vemos mujeres con copas más pequeñas de lo que les corresponde y tallas más grandes. Es decir, quizás no tuvieron paciencia a la hora de probar, quizás en la tienda no disponían de su talla y copa y acabaron vendiéndole un sujetador donde le cabía el pecho pero grande de espalda. En definitiva, un sujetador que no sujeta porque no hace la fuerza correctamente.
Por otro lado, el tipo de actividad que realizas o lo que priorizas en un sujetador influye en la elección del modelo y en consecuencia en tu comodidad con el sujetador. No es lo mismo comprar un sujetador para hacer deporte que un sujetador para todos los días ni es lo mismo elegir sujetador si tienes una copa B o si tienes una copa G. A mayor copa cambian las prioridades respecto al sujetador.
La clienta de copa grande sabe apreciar la calidad porque nota en seguida la diferencia en sujeción y comodidad cuando prueba cualquiera de nuestros modelos en su talla y copa.